Design Thinking + Scrum. Pensamiento en Diseño, Lean Startup y Agile

Hemos hablado en otros artículos de metodologías Agile basadas en Lean y de Design Thinking. El primero está enfocado a desarrollar productos en base a hipótesis de una idea mientras que el segundo desarrolla productos en base a necesidades de un conjunto de clientes.

Néstor Guerra, experto en Lean, CEO de Intelligent Experience Consulting y profesor de organización industrial del EOI nos cuenta:

«Design Thinking y lean startup (customer development) tienen procedencias distintas, pero comparten muchos puntos en común. En los últimos años hemos observado cómo ambas filosofías van convergiendo en el campo de la gestión de la incertidumbre a la hora de plantear la innovación, por lo que su aplicación conjunta nos da un abanico muy enriquecedor de procesos, herramientas y enfoques. Lo que se está viendo es que estas aproximaciones pueden llevarse tanto a la pequeña startup como a las grandes corporaciones.»

Veamos cuales son sus diferencias y sus similitudes.

Diferencias entre Design Thinking y Lean Startup

Design Thinking pone foco en el bien de las personas. La variable de rentabilidad sólo se considera en fases más avanzadas, busca un patrón más genérico que permite una visión del producto final mayor. Lean startup por el contrario, se focaliza en la rentabilidad, escalabilidad y recurrencia, no se enfoca en profundidad en las emociones personales. Además, no muestra la realidad del producto, tan solo la del prototipo obtenido. Esto hace que se tomen decisiones que puedan llevar a la continua mejora del producto o a un cambio de visión.

Puntos en común Design Thinking y Lean Startup

Ambos procesos están enfocados en las personas. Para Design Thinking se usan herramientas de design research (Empatizar, Definir, Idear, Prototipar, Evaluar ). Para Lean Startup se utilizan formularios de contacto, entrevistas, recogida de feedbacks y métricas.

Las dos se inspiran en el método Hipótesis – Experimento – Aprendizaje. Ambas siguen una manera de trabajar visual, con fotos de diseño de producto, dibujos, post-it y muros Kanban. También realizan las stand up meetings. Se orientan a la acción, a construir para pensar y no al revés. Desing thinking lo hace con prototipos y Lean Startup con productos mínimos viables (MVP).

Dadas estas similitudes, la unión hace la fuerza.

Design Thinking + Scrum

Esta metodología aborda el lanzamiento de productos y negocios basando en la iteración con el cliente, el aprendizaje validado, experimentación y feedback del cliente.

  1. Conoce a tu público objetivo. Involúctrate y saca reflexiones.
  2. Define ideas para el proyecto que sean claras y se enfoquen en la visión de proyecto final.
  3. Explora cual de las ideas es la mejor idea y trabaja sobre ella.
  4. Crea tu prototipo aplicando metodología Scrum.
  5. Recoge feedback de tus clientes y vuelta a empezar.

Si te fijas Design Thinking nos dice: Empatiza, Define, Idea, Prototipa y evalúa. En cambio, Lean Startup a través de Scrum: plantea una hipótesis, desarrolla tu producto mínimo viable / prototipo y recoge feedback.

Hipótesis – Experimento – Aprendizaje

«No tenemos que enamorarnos del método, lo importante es la idea de trabajar en filosofías que permitan la incertidumbre.» – Néstor Guerra.

Acerca del autor «Víctor García de Paredes»

Desde pequeño he querido hacer grandes cosas en la vida aunque me costó muchos años saber lo que realmente quería hacer. Estudié informática por decisión de mis padres dado que como muchos niños, no sabía qué quería ser de mayor. Tampoco fui buen estudiante, pero siempre conservé una mentalidad emprendedora. Con el tiempo y a base de mucho trabajo, me convertí en un apasionado de las tecnologías y todo lo que conlleva el emprendimiento. Tengo un amor incondicional por aprender cosas nuevas y compartirlas con los demás. Por ello y mucho más diseñé Tecnodumis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *