Green IT. Tecnologías verdes y geoingeniería

Las tecnologías de desarrollo ambiental son aquellas tecnologías diseñadas para ofrecer un equilibrio entre el impacto ambiental y la vida cotidiana. Aún quedan muchos años para que podamos manipular a gran escala el medio ambiente, pero poco a poco se van investigando nuevas formas de reducir el dióxido de carbono en la atmósfera y enfriar el planeta.

¿Te has preguntado por qué cada vez se ve más vegetación en fachadas o azoteas?¿Te suenan las actividades «Plant for me» o «Plant a forest for me»?

Ciudades verdes

Plantar un árbol al año puede reducir el impacto ambiental que genera una persona, son máquinas de reducción de CO2.

Plantar en azoteas viene definido por los jardines colgantes de Babilonia, o sea, ya lo hacían hace 4000 años.

Los efectos que produce plantar en tu tejado son 100% favorables. Transforma el CO2 en oxígeno, es aislante térmico y acústico, puede reducir hasta un 25% el gasto de aire acondicionado y un 50% la pérdida de calor en invierno. Además absorbe el ruido.

También se está empezando a ver en las fachadas de los edificios, contrarrestando el efecto isla de calor, esto es implica reducir el calor en grandes superficies.

Aumentan la biodiversidad en las ciudades atrayendo a mariposas o aves que favorecen los espacios verdes y combaten a las plagas.

Mejoran la estética. Además, en Francia el parlamento ha ido más allá. La cámara aprobó una ley pionera en la que los tejados de los edificios que se construyan en zonas comerciales deberán estar total o parcialmente cubiertos por plantas, árboles o placas solares.

En Alemania es costumbre ver las azoteas de los edificios con vegetación. Durante mi experiencia trabajando en Münich, en la azotea había una casita de pastor hasta con ovejas.

También está el uso de placas solares en oficinas que sirven como generadores de energía y que poco a poco se van haciendo ver en edificios por todo el mundo.

Mares y océanos

Uno de los planes que se está estudiando es el de añadir nutrientes al mar en lugares seleccionados. De esta manera, aumentará la producción de fitoplacton, un organismo que absorbe el CO2 atmosférico.

Otras opciones son la energía termal y undimotriz. Sabemos que el 75% de nuestro planeta es agua y sería clave poder aprovechar toda esa masa de energía que acumula.

Existen cada vez más proyectos que usan la energía undimotriz o de las olas para obtener energía. Un ejemplo que hemos podido investigar es el caso de la Central de Aguçadoura, la que véis en la imagen, capaz de abastecer a 1.500 hogares.

También sabemos que el océano es la mayor reserva de energía solar de nuestro planeta. Absorbe tal cantidad de luz equivalente a 250 billones de barriles de petroleo. Las tecnologías termales aprovechan el calor de la superficie del agua y del frío del fondo marino. El problema es que actualmente no es eficiente para usarlo como principal fuente energética, quizás en unos años podamos ver grandes empresas dedicadas a la obtención de este gran recurso que tenemos.

Otro proyecto interesante es Ice911 en el que realizan pruebas en el ártico aplicando millones de microburbujas de vidrio sobre el hielo para reflectar la luz y así retrasar el derretimiento del hielo durante el verano.

Acerca del autor «Víctor García de Paredes»

Desde pequeño he querido hacer grandes cosas en la vida aunque me costó muchos años saber lo que realmente quería hacer. Estudié informática por decisión de mis padres dado que como muchos niños, no sabía qué quería ser de mayor. Tampoco fui buen estudiante, pero siempre conservé una mentalidad emprendedora. Con el tiempo y a base de mucho trabajo, me convertí en un apasionado de las tecnologías y todo lo que conlleva el emprendimiento. Tengo un amor incondicional por aprender cosas nuevas y compartirlas con los demás. Por ello y mucho más diseñé Tecnodumis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *