Emprendimiento Empresarial y Educación

Le he pedido a Fabián González que abra esta sección de emprendimiento con un artículo de libre elección sobre «Emprender y Educar».

Antes de empezar, Fabián es una de las personas que más me ha inspirado a lanzar este maravilloso proyecto llamado Tecnodumis y al que admiro con creces. Es experto en Marca personal para emprendedores y expertos, experto en sistemas de gestión del trabajo, Director del Instituto Pensamiento Positivo y autor de los libros «Tu marca profesional«, «La marca del emprendedor» y «¿Por qué creer en España?«. Que disfrutéis del artículo!

Fabián nos cuenta…

Mucha gente me pregunta a veces, ¿Fabián, qué tiene que ver eso de emprender con educarse? ¿Cómo se puede estudiar y al mismo tiempo trabajar en tu proyecto? ¿Cómo puedo utilizar la educación como base para el emprendimiento?

En este artículo compartiré contigo y en paralelo como podemos combinar el emprendimiento con la educación. Soy creyente del hecho de no permitir que el sistema educativo interfiera con mi educación.

Por eso es importante que el proceso de emprendimiento tenga una base autodidacta en la que puedas educarte a ti mismo con temas que no están contemplados en un programa educativo tradicional. Este es un aprendizaje que debe hacerse de manera sistemática, gradual y paso a paso.

Aquí te dejo mis 12 pasos para que puedas emprender tu proyecto con éxito utilizando como base práctica la educación.

1 – Reconoce tu potencial: ¿Cuál es ese elemento, ese valor que aportas o ese aprendizaje que tienes para ofrecer a los demás usando como vehículo tu proyecto?

Tanto si vas a crear una marca personal como si vas a empezar un proyecto emprendedor, una de las cosas que tienes que identificar claramente es cómo conectas tu misión y pasión con tu proyecto emprendedor. Uno de los problemas que tienen los emprendedores es que emprenden algo por lo que no sienten pasión, así que identifica tu potencial para que cuando emprendas esto tenga sentido.

2 – Define tu visión: Tienes que tenerlo tan claro que cuando cierres tus ojos, esto te anime, te motive. Definir una visión tiene que ver con términos de futuro, tiene que ver con fijarse una referencia, un punto que estableces para caminar en esa dirección. Tener una visión es fundamental porque si no existe va a ser muy complicado que te pongas en marcha.

3 – Determina tus objetivos: Una de las habilidades más importantes que cualquier persona debe tener es marcarse objetivos, hemos diseñado una herramienta para marcar objetivos que se llama «T.A.R.G.E.T«, que te define paso a paso como se deben marcar objetivos, así que si empiezas un proyecto sin marcarte objetivos, dificilmente podrás hablar de resultados.

4 – Encuentra tu motivación: ¿Qué es lo que te mueve? ¿Por qué haces lo que haces? ¿Qué es lo que te enciende por dentro?

Si resumiéramos verás que reconocer tu potencial, definir tu visión, determinar tus objetivos y encontrar tu motivación son los cuatro primeros pasos que hacen parte de tu ESENCIA EMPRENDEDORA. Imagínate que es como una pirámide, estos cuatro pasos son la base para empezar.

5 – Establece un plan de acción: La mayoría de la gente no se pone planes de acción, empiezan con una idea y no saben lo que harán el lunes a las 9:00 am, no saben qué llamadas hacer, qué emails enviar, hay una cantidad de tareas que no tienen orden, no tienen una secuencia y al final lo único que genera esta situación es que se pierda el tiempo.

Mi recomendación es que te establezcas un plan de acción, paso a paso donde puedas ver cómo trabajarlo. Necesitas un plan de acción para poder trabajar, para crear tu marca, para tener un proyecto emprendedor o incluso si no eres emprendedor y trabajas para una empresa, necesitas un plan de acción si quieres diferenciarte y obtener un ascenso o mejores relaciones laborales.

6 – Toma acción masiva y focalizada: Cuando digo masivo hablo de hacer algo una y otra y otra y otra vez de una manera tan centrada hasta que tengas un resultado. Muchas veces la gente fracasa porque toma acción en muchas partes y lo que hace es diluir toda su energía cuando debería estar enfocado en una sola cosa, así que un plan de acción sin acción termina en frustración.

7 – Acepta el fracaso y la incertidumbre: Emprendedor que no aprenda a lidiar con esto, yo creo que sufrirá mucho. La incertidumbre tiene que convertirse en un combustible para andar, porque finalmente nunca sabremos lo que trae el día siguiente y depende de cómo tú lo quieras ver, si se trata de algo bueno o malo.

Cuando la incertidumbre te motiva desde la perspectiva de que cosas buenas pueden pasar, entiendes que puedes aportar valor y que puedes convertirte en un agente de cambio. Así que acepta que habrá incertidumbre y que te vas a equivocar, que cometerás errores y que de alguna manera vas a fracasar. Lo bueno de los fracasos es que cuando esto ocurre, tenemos aprendizajes permanentes que nos marcan, así que abraza la incertidumbre.

Estos cuatro pasos (5,6,7 y 8) hacen parte de la realidad de tu ENTORNO DESAFIANTE. La verdad es que cuando empezamos a emprender, nos damos cuenta de que no le interesas a nadie, que hay mucha información allí fuera y que al final la gente tiene la atención muy dispersa, así que nuestra tarea debe ser consistente para que podamos empezar a llamar la atención del público al que nos dirigimos.

9 – Sistematiza tus recursos: La repetición de tareas algunas veces hace que nos diluyamos. Sistematizar nos ayuda, no solamente a generar una garantía en la calidad de lo que hacemos, sino que además nos ahorra tiempo. Así que sistematizar es algo que debes incluir en tu proyecto, una carta, una llamada, la forma en como haces algo, incluso documentar un proceso para que puedas delegarlo en otra persona.

10 – Arma un equipo de trabajo: Es fundamental crear un equipo para que tu mensaje llegue. Hay un proverbio africano que dice: «si quieres llegar rápido ve solo, pero si quieres llegar lejos ve acompañado«. No hay nada más solitario que emprender, así que trata de darle a tu entorno y tu proyecto la sensación de equipo, que estás trabajando con personas que te pueden ayudar a llevar tu mensaje mucho más allá.

11 – Haz ruido mediático: Vivimos en un mundo donde hay muchas herramientas para hacer que nuestro mensaje llegue mucho más allá. Las redes sociales, internet, un blog, una web, son herramientas que nos sirven para hacer que nuestro mensaje llegue [este artículo es una prueba de ello]. Hay que utilizar las herramientas que tenemos disponibles y en gran parte gratuitos, y aprovechar esta oportunidad que existe para los emprendedores de hoy día.

12 – Conoce tus números: Creo que es uno de los pasos más olvidados por los emprendedores. Esta idea errónea de no saber cuánto facturas al mes, de cuánto valen tus productos, de delegar todo a un gestor para que te lleve las cuentas tiene que terminar. Tú tienes que tener control de tus recursos financieros y verificar si todo el trabajo que haces está teniendo un resultado económico, porque al fin y al cabo emprendemos para poner en marcha nuestra pasión, pero emprendemos también para hacer una carrera y vivir bien de ello.

Así que amigos, en la medida en que empecemos a entender que estos 12 pasos son como las horas en un reloj y empecemos a marcar los tiempos, estaremos listos para emprender a prueba de todo.

Nunca dejes de estudiar, formarte y educarte ya que será lo único que te permita seguir creciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *