Design Thinking. Metodología y Pensamiento en diseño

Origen de Design Thinking

El término «Design Thinking» es bastante reciente. Tim Brown, CEO de IDEO(Compañía internacional de diseño), redactó un artículo en 2008 para la Harvard Business Review con este título.

Opina que Thomas Edison fue el precursor o uno de los primeros ejemplos de esta disciplina. Fue capaz de prever que su principal invento, la bombilla eléctrica, la gente lo querría usar y lo diseñó en su mente desde un primer momento. Dio preferencia a la necesidad y usabilidad de las personas. La innovación impulsada por la observación directa de lo que las personas quieren y necesitan en sus vidas, y de lo que les gusta y disgusta.

La innovación es una tarea dificil y Edison la convirtió en una profesión que requiere arte, destreza, ciencia, conocimiento del negocio y comprender a sus clientes y mercados.

¿Qué es y para qué sirve Design Thinking?

Design Thinking es una disciplina que pretende aplicar el proceso de diseño a la necesidad de las personas. Asume como necesidad unir pensamiento racional y lógico con intuición, vínculo que favorece un marco de trabajo proporcionando soluciones válidas. De esta manera, durante las diferentes etapas del proceso, el usuario generará muchas ideas y seleccionará las mejores para su trabajo, prototipado y testeo. Así podrá aprender rápidamente que es lo que el cliente quiere.

Procedimientos Fundamentales

Empatía

Para crear innovaciones significativas, necesitas conocer a tus usuarios y preocuparte por sus vidas. Observa a los usuarios y sus comportamientos en el contexto de sus vidas. Involúcrate y genera una conversación. Lo importante es siempre preguntar «¿Por qué?». Mira y escucha. El principio de Pareto es clave para este asunto, 20% hablar, 80% escuchar.

Define

Trae claridad y enfoque al espacio de diseño en el que se definen y redefinen los conceptos. Enmarca un problema con un enfoque directo. Inspira al equipo. Genera criterios para evaluar ideas y contrarrestarlas. Enamora a las personas que has estudiado y sobretodo ayuda a resolver el problema imposible de desarrollar conceptos que sirvan para todo y para todos.

Idea

En esta etapa se entrega los conceptos y recursos para prototipar y crear soluciones innovadoras. Es un espacio para hacer tormenta de ideas y construir ideas sobre propias ideas. Aquí se dan muchas posibles soluciones de crear la mejor solución. También se puede trabajar haciendo croquis, mapas mentales, prototipos y storytelling. Esto te permite aumentar el potencial de innovación, aprovechar mejor las diferentes visiones del equipo y descubrir mayores opciones para innovar.

Prototipo

Es la generación de elementos informativos como dibujos, artefactos y objetos con la intención de responder a preguntas que nos acerquen a la solución final. Puede ser un post-it, un trozo de cartón o un storyboard. Es un proceso de mejora en las fases iniciales del proyecto. El prototipado debe ser rápido y barato de hacer, pero una vez entregado permita debatir y recoger feedback de los usuarios y amistades. Los prototipos están para inventar, reconstruir y para resolver un problema. Para comunicar, dado que una imagen vale más que mil palabras, comete errores de manera sencilla y evalúa alternativas.

Evalúa

Este paso consiste en solicitar feedback de los usuarios. Una buena práctica es siempre hacer un prototipo creyendo que hacemos lo correcto, pero pensando que estamos equivocados. De esta manera, siempre podremos mejorar, aprender más sobre el usuario, refinar el proyecto y crear nuevas experiencias.

El principal valor del Design Thinking para las compañías reside en ser una herramienta válida para desarrollar soluciones alcanzando puntos óptimos para la toma de decisiones aunque su aplicación en grandes corporaciones se encuentra en un estado inmaduro.

En colaboración con Néstor Guerra

Acerca del autor «Víctor García de Paredes»

Desde pequeño he querido hacer grandes cosas en la vida aunque me costó muchos años saber lo que realmente quería hacer. Estudié informática por decisión de mis padres dado que como muchos niños, no sabía qué quería ser de mayor. Tampoco fui buen estudiante, pero siempre conservé una mentalidad emprendedora. Con el tiempo y a base de mucho trabajo, me convertí en un apasionado de las tecnologías y todo lo que conlleva el emprendimiento. Tengo un amor incondicional por aprender cosas nuevas y compartirlas con los demás. Por ello y mucho más diseñé Tecnodumis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *