Cómo emprender un negocio sin capital usando LEAN

Claves prácticas para un negocio sostenible

Alex Osterwalder, experto en negocio y también precursor de Lean Startup nos define un modelo de negocio cómo un mapa de fundamentos de como una organización crea, entrega y captura valor.

Con ello nos presenta su modelo Canvas, un mapa dónde contaremos el ¿qué? ¿cómo? ¿cuánto? y ¿quién? formará el nuevo negocio.

Existen plantillas Canvas aplicables a casi todos los tipos de negocios

1 – Propuesta de valor: qué productos o servicios ofreces a tu cliente, qué valor le entregas, cuales son aquellas cosas por las que tu cliente paga, qué beneficios tiene tu cliente por usar tu propuesta de valor.

2 – Relación con los clientes: qué tipo de relación usar para captar a tu cliente y retenerlo, estrategias de relación con tu clientes.

3 – Canal de Distribución: cómo vas a entregar tu producto o servicio a tus clientes. Ejemplos: e-commerce, redes sociales, email marketing, revista o periódico, etc.

4 – Actividades clave: qué necesitas para poner en marcha tu propuesta de negocio.

5 – Recursos clave: qué recursos necesitas ( físicos, intelectuales, humanos, financieros ) para poner el proyecto en marcha.

6 – Segmento de clientes: cuál es tu público objetivo, tipos de clientes en los que te enfocas. Cuánto más profundices en tu público objetivo mejor.

7 – Socios clave: cuáles son los principales socios y suministradores para que funcione tu propuesta de negocio.

8 – Flujo de ingresos: cuáles son las vías por las que generarás ingresos, qué modelos emplearás.

9 – Estructura de costes: cuáles son los costes más importantes de tu proyecto.

Mínimo Producto Viable

Un Mínimo Producto Viable o MVP es un experimento que permite a una startup recolectar la mayor cantidad de información con el mínimo esfuerzo sobre sus clientes potenciales. Este proceso se basa en 4 puntos:

Construir un MVP Medir Datos Aprender de las ideas

Este proceso sigue la misma lógica que la metodología Scrum, véase aquí. Una vez visto esto, empezaremos a trabajar sobre nuestro MVP.

Validación de Hipótesis

Una hipótesis es una suposición de algo posible o imposible para sacar de ello una consecuencia. Es una idea que puede no ser verdadera basándose en información previa.

Existen muchas maneras de validar hipótesis, nosotros te daremos algunas de ellas.

Por un lado puedes pintar una tabla como ésta en un papel o en tu PC. Indica todas las hipótesis o ideas como indica la tabla. Una vez finalizado trabaja validando las hipótesis de más criticidad e incertidumbre a menos, como si se tratara de una línea diagonal.

Pasado este punto, procederemos a trabajar sobre como validar cada una de las hipótesis.

Mentor

Resultado de imagen de mentor

Un mentor es una persona con gran experiencia en el mundo de los negocios. Habiéndose enfrentado a muchas situaciones para llevar su negocio adelante, es una buena referencia para que te guíe en tu camino como futuro empresario.

Entrevistas

Una buena práctica para validar tus hipótesis es haciendo entrevistas a tu público objetivo. Prepara un listado con todas las preguntas posibles.

Puedes hacer entrevistar por mensaje directo en distintas redes sociales, foros y blogs sobre temas relacionados, dar ponencias y obtener feedback, tirar de tu propia agenda de contactos y hablar con tus círculos, buscar a tu cliente donde esté la propuesta de valor de tu negocio o usar referencias de gente importante.

Se recomienda hacer unas 25 entrevistas para obtener la máxima información de diferentes usuarios y validar tu hipótesis.

Google Forms

Otra buena práctica consiste en trabajar un documento de google. Son fáciles, rápidos y accesibles para todo el mundo. Prepara uno o varios formularios, genera preguntas que lleven a otras preguntas en función del tipo de respuesta, realiza preguntas abiertas donde el usuario pueda darte mayor feedback de sus experiencias u opiniones que puedan ofrecerte nuevas ideas de negocio.

Finalizado el documento, envíalo a todos tus contactos y estos a otros, obtén toda la información posible y google te ofrecerá además de las respuestas información demográfica del usuario.

Llegados a este punto ya hemos identificado nuestras hipótesis y diseñado los experimentos. Nos queda obtener los hechos y lecciones aprendidas.

Medir resultados

Con todas las respuestas obtenidas de entrevistas, agrupa las preguntas y repuestas en un Excel, revisa las coincidencias, hipótesis validadas e hipótesis no cumplidas.

Una vez finalizado, has conseguido validar tus hipótesis y por tanto, finalizado tu MVP. Sólo te queda una cosa, ¿deseas continuar ampliando tu producto o servicio, o pivotar hacia una nueva línea que has descubierto recopilando esta información?

Aplica metodología Scrum una y otra vez y escala tu startup hasta el siguiente nivel.

Landing Page: Una página con texto plano e imágenes es una buena forma de validar tu Mínimo Producto Viable. Con herramientas como hotjar puedes detectar los puntos calientes sobre los que los usuarios hicieron más clicks y durante cuánto tiempo estuvieron en ese mismo punto. Con Google Analytics y Google Search Console puedes ver el número de visitas de tu web, los clicks hechos, tiempo medio por página y las búsquedas realizadas desde google.

Test a/b: Es el arma secreta del marketing, especialmente para campañas. Ofrece la posibilidad de crear un contenido con dos estéticas diferentes y para unos usuarios se verá de una manera, y para otros de otra. Con esto, puedes comparar cuál de los dos tiene más tasa de conversión. Un ejemplo de Test a/b es hacer entrevistas por teléfono o con un robot. Si el robot tiene un promedio de éxito parecido al tuyo, optimizarás el trabajo y tu hipótesis será validada.

Mago de Oz: El mago de Oz es similar al caso de landing page con hotjar. Este caso se aplica más a proyectos de e-commerce dónde prepares una landing page y obtengas información de los clicks sobre el botón de intentos de compra.

Test del Conserje: Es muy similar al mago de Oz con la diferencia de que éste no se enfoca en una tarea específica. Automatiza procesos que podrían realizar los usuarios y con ello obtener nuevas ideas para implementar, o soluciones a problemas a resolver.

Test humo: Se basa en una web con un «Call To Action» que simula un servicio o producto de compra con todos sus pasos para verificar si existe una necesidad. Por ejemplo: realizar la compra de un producto aunque no esté en stock y que acto seguido sea devuelto dicho dinero a la cuenta.

Crowdfunding: Es un servicio ofrecido por muchas plataformas como Kickstarters, Verkami y otras, dónde puedes publicar tu idea de proyecto al público, fijar una cantidad de financiación en un plazo establecido y ver si la gente está dispuesta a donar en tu proyecto. Sirve para varias opciones, obtener financiación o bien una vez validada la hipótesis, cancelar el proyecto y se retornará el dinero a los usuarios.

Papel y Cartón: Para productos visuales, usar materiales básicos para darle forma y visibilidad es una manera de validar una hipótesis.

Lego: El uso de fichas lego es otra forma sencilla de visualizar un MVP y tener una idea más clara del producto o servicio que deseas desarrollar.

Impresión 3D: Todavía está en auge pero ya se pueden hacer muchas cosas con este tipo de impresiones.

Apps móvil y tablet: Marvel POP es una solución rápida para elaborar un MVP de simulación para un producto o servicio móvil. Otras son: Prototyper, proto.io.

Bibliografía: «The innovator´s hypothesis – Michael Schrage«, «El manual del emprendedor – Steve Blank, Bob Dorf«, «El Pequeño libro de las grandes preguntas – Mikael Krogerus, Ramón Tschöppeler«

Acerca del autor «Víctor García de Paredes»

Desde pequeño he querido hacer grandes cosas en la vida aunque me costó muchos años saber lo que realmente quería hacer. Estudié informática por decisión de mis padres dado que como muchos niños, no sabía qué quería ser de mayor. Tampoco fui buen estudiante, pero siempre conservé una mentalidad emprendedora. Con el tiempo y a base de mucho trabajo, me convertí en un apasionado de las tecnologías y todo lo que conlleva el emprendimiento. Tengo un amor incondicional por aprender cosas nuevas y compartirlas con los demás. Por ello y mucho más diseñé Tecnodumis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *